sábado, 12 de octubre de 2013

El vendedor de noticias, de José Luis Olaizola

«El duelo se había concertado para el día 15 de agosto del año 1074, y la víspera todo el condado de Lácar se desplazó hasta la raya de Beni-Cácim, en cuyas campas se había demarcado el palenque. En lugar bien destacado se levantó la soberbia tienda de pieles de oso, ya conocida de Sebastián, con la enseña de los condes. A su espalda, como robellones en el otoño, brotaron las tiendas de campaña de los principales caballeros del condado, no menos de un centenar, y los cercados para la caballería».

En el siglo XI, España estaba dividida en muchos reinos. Sobrevivir en aquella sociedad no era fácil y para muchos la guerra se convertía en el único medio de vida. Entre ellos estaban los «vendedores de noticias», que iban de un bando a otro, de un reino a otro, traficando con la información y ofreciéndola al mejor postor. El joven Sebastián, de 14 años, era uno de ellos. Vivía con su abuelo, y solía recorrer el monte para conseguir noticias frescas, sin sospechar que, un buen día, el destino le sorprendería  con una tentadora propuesta: formar parte de las huestes del Cid Campeador. Estupenda novela de aventuras para jóvenes, por José Luis Olaizola, autor de títulos como Cucho, La puerta de la esperanza, La guerra del general Escobar o Catalina de Aragón, mujer legítima de Enrique VIII.

0 comentarios:

Publicar un comentario